La Importancia de la Relajación

Veamos de cerca el siguiente escrito tomado del libro Secretos de la Meditación de Swami Kriyananda, a simple vista parece muy simple y modesto pero esconde una profunda enseñanza del Yoga.

El Secreto de la Meditación es…
relajación profunda:
Inhale, tense el cuerpo; expulse el aire y relájese.
Libere a la atmosfera que lo rodea, como si fuesen pequeños chorros de vapor, cualquier remolino de tensión que sienta que aún persiste en usted.

Yogananda define la relajación de una manera que nos hace darnos cuenta de inmediato de su importancia suprema: La relajación es la liberación de la fuerza vital, “La liberación de la energía de los músculos es lo que se llama relajación. Los diferentes estados de relajación representan el retiramiento o apagado de la corriente vital  y la consciencia de la bombilla corporal.”

Continua explicando los diferentes estados de relajación, cada vez más profunda, que debemos alcanzar si querremos “apagar” la consciencia del cuerpo para entrar en la dichosa consciencia del alma.

“La relajación es el camino al Infinito” señaló el Maestro, Kriyananda escribió algo similar: “Se puede decir que la relajación consciente es el camino más directo hacia Dios.”

En otras palabras: mientras menos relajados estemos, menos podrá fluir nuestra fuerza vital hacia el interior, y el reino interno permanecerá inalcanzable.

En una de sus Meditaciones Metafísicas, Yogananda describe la relajación como un “poder”. Realmente es algo para ser practicado, ser fortalecido gradualmente, casi como un musculo:

 

“Era un prisionero llevando una pesada carga
de carne y huesos,
pero he roto las cadenas
de mi unión muscular al cuerpo
mediante el poder de la relajación.
Soy libre.
Ahora intentare ir al interior.”

¡Ay, cuan crónicamente tensos están con frecuencia nuestros cuerpos! ¿Qué hacer? La relajación física afortunadamente puede ser mejorada muchísimo mediante la practica correcta de las posturas de yoga. Con frecuencia los devotos se dan cuenta, como mediante los asanas su meditación mejora inmediatamente. ¡Qué maravilla!

Yogananda enseña otro método practico: acostado se tensan y relajan individualmente 20 partes del cuerpo, o se tensa todo el cuerpo para relajarlo inmediatamente después. El explica: “No existe un método mejor de relajación que el que están aprendiendo. En cualquier ocasión en que se encuentren cansados o preocupados tensen y relajen todo el cuerpo.”

Swami Kriyananda explica este principio en su libro Raja Yoga: “He dicho que la consciencia es el precursor necesario de la relajación. Hay muchas partes del cuerpo que estan tensas sin nuestro conocimiento consciente, ¿Cómo hacerse lo suficientemente consciente de ellas para asi relajarlas? La respuesta es la siguiente, incrementando la tension en todo el cuerpo….La mejor manera de inducir una relajacion preliminar en el cuerpo es inhalando, tensando todo el cuerpo, lo cual iguala latension en todo el cuerpo, y luego expulsar el aire y relajar inmediatamente el cuerpo.”

Por supuesto que no podemos separar la relajación física de la mental y emocional. Si durante el día estamos preocupados o alterados, nuestro cuerpo se tensara automáticamente en consecuencia. La relajación es entonces un completo entrenamiento de nuestro estilo de vida: “Se equilibrado y alegre todo el tiempo.” Y citemos una canción de Swami Kriyananda con letra de Santa Teresa de Avila, “Nada te turbe, nada te espante, todo se pasa, Dios no se muda…”

De esta manera llevamos a la meditación un cuerpo profundamente relajado. Ahora ese cuerpo relajado debe mantenerse completamente quieto y derecho: “No muevan ni un musculo durante la meditación.” Solia decir el Maestro, “Ni un solo movimiento. Sientan la vida en su interior como la realidad, en vez de su cuerpo fisico.“

Un peligro de la relajación es que puede hacernos caer fácilmente en la subconsciencia, el soñar, pensar, divagar. El único remedio para esto es mantener la energía elevada durante la meditación: practicando la relajación profunda pero mezclándola con una consciencia energética superconsciente.

Se necesita un “matrimonio” interno donde la “esposa” es la relajación profunda y el “esposo” es la energía elevada. Esto resultará en una unión bendita para el meditador. Sus “descendientes” serán, si el amor esta en sus corazones, la luz del Espíritu.