El avance espiritual no se mide por los poderes externos que uno posea, sino por lo profundo que sea el gozo en la meditación. “Dios es gozo siempre renovado. El es inagotable en el transcurso de los años que pasas meditando. El te seducirá con una ingenuidad infinita. Los devotos como tú que han encontrado el camino hacia Dios nunca pensaran en cambiarlo por ninguna otra felicidad. El es mas tentador que cualquier otra cosa.

Swami Sri Yukstewarji

No te angusties si no tienes experiencias al meditar. ¡El sendero hacia Dios no es un circo! Ni siquiera estés ansioso por los frutos de la meditación como la dicha interior y la paz. Todo llegara en el tiempo de Dios, mientras tanto considera la meditación como una forma de karma yoga: actuar sin desear los frutos de la acción. Medita sobre todo para complacer a Dios no a ti mismo.

Paramhansa Yogananda

Dios se revela a aquellos que desarrollan sus poderes internos y usan la ley de la concentración y la meditación. Mediante el uso del control de la ley térmica fueron inventados los sistemas de calefacción. Mediante el control de la fuerza vital y el poder de la concentración Dios puede ser descubierto, pero recuerda que aunque Dios puede ser alcanzado únicamente mediante la ley, ya que El se encuentra mas allá de la ley, no puede ser obligado a revelarse ante el buscador sincero únicamente mediante la ley de la concentración, sin embargo El no puede escapar de la red de la devoción. Cuando el devoto se entrega por completo a Dios entonces este tiene que  hacer lo mismo. Dios es muy exigente cuando se trata de las leyes divinas, pero es olvidadizo y se embriaga y relaja cuando se le da el vino-néctar de la devoción. Dios ama beber la devoción del lagar del corazón del devoto.

Paramhansa Yogananda

Esa es la forma de ser del yogui: No importa a donde vaya ni lo que haga, su mente siempre apunta hacia la estrella polar de la presencia de  Dios en su interior.

Paramhansa Yogananda

La paz se consigue a través de la entrega a la bondad mediante la devoción. Los que aman, los que practican la quietud, los que se deleitan en la meditación y las buenas acciones son en verdad pacíficos. La paz es el altar de Dios, la condición en la cual existe la felicidad.

Paramhansa Yogananda

Meditación

Como fluye el aliento así fluye la mente, dicen los yoguis, esto es así porque existe un sistema de retroalimentación entre la mente y la respiración. A medida que la respiración se calma, se calma la mente y [...]